Terapia Intensiva para Embarazadas de Alto Riesgo

Home » Terapia Intensiva para Embarazadas de Alto Riesgo

Definimos como embarazo de alto riesgo (o alto riesgo obstétrico), a aquellas en la que por problemas maternos, fetales o del medio ambiente hay mayores chances de enfermedad grave o muerte del feto o la embarazada. Se estima que un 8-10% del total de los embarazos pueden ser catalogados dentro de esta área, cifra que va en aumento, por la aparición de nuevas patologías (como el virus Zika, reaparición de sífilis, etc.), mayor edad materna al momento del embarazo, o entorno ambiental, laboral o nutricional desfavorable.

Entre las causas más frecuentes de alto riesgo, están:

  • Hipertensión en el embarazo, y sus complicaciones.
  • Diabetes gestacional.
  • Amenaza de parto prematuro.
  • Ruptura espontánea prematura de membranas.
  • Restricción del crecimiento fetal intrauterino.
  • Trombofilia.
  • Malformaciones fetales.
  • Embarazo en menores de 17 años o mayores de 38 años.
  • Embarazo múltiple.
  • Historia obstétrica previa desfavorable (abortos a repetición, muerte fetal previa, nacimientos prematuros, etc.).
  • Obesidad mórbida en la embarazada.

La atención de estas embarazadas debe hacerse en centros de formación, con personal altamente capacitado, incluyendo una infraestructura y tecnología que complementen la calidad de atención y seguridad del paciente.

Ante la clasificación o sospecha, la embarazada debe ser derivada a estos centros, catalogados como Nivel III, para disminuir riesgos y aumentar chances de un embarazo exitoso. Para ello, es fundamental contar con un equipo perinatal idóneo. Es así que Clínica y Maternidad del Sol es pionera en la creación de un Departamento de Alto Riesgo y una Terapia Intensiva exclusiva para Embarazadas de Alto Riesgo. Cuenta con un equipo de médicos obstetras y neonatólogos especializados, servicio de Diagnóstico por Imágenes con Ecógrafo 4D; servicio de enfermería, central de monitoreo continuo cardiotocográfico, laboratorio especializado de alta complejidad para prematuros extremos; nutricionistas, y médicos formados para responder a la patología de la embarazada o el neonato (cardiólogos, hematólogos, endocrinólogos, neurólogos) y la Unidad de Terapia Intensiva Neonatal.

En la institución recibimos a pacientes de toda la provincia de Córdoba y el interior del país. El objetivo final ante un embarazo de alto riesgo es uno: una mamá sana, con un bebé sano en sus brazos.

Contacto