Novedades

Home » Novedades » Semana Nacional de la Lucha contra la Sordera

Semana Nacional de la Lucha contra la Sordera

Del Lunes 8 al 14 de Julio se celebra la Semana Nacional de la Lucha contra la Sordera, y desde Clínica y Maternidad del Sol aprovechamos la efeméride para apostar a la sensibilización y concientización en torno a la disminución de la audición.

Compartimos recomendaciones de la Dra. Norma Cassina, profesional que atiende en nuestro Servicio de O.R.L.

*LA DETECCIÓN DE LA SORDERA EN LOS BEBÉS RECIÉN NACIDOS

Causas, síntomas y diagnóstico de la falta de audición en bebés que acaban de nacer.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), 32 millones de niños en el mundo sufren sordera, una enfermedad que se puede prevenir con una detección temprana, la inmunización y a través de buenos programas para madres y niños.

Del 60 por ciento de casos de sordera en niños que son evitables, el 31% se debe a enfermedades como la meningitis, sarampión, paperas o rubeola, un 17% se debe a complicaciones durante el parto o parto prematuro y un 4% está relacionado con el uso de medicamentos que tienen efectos perjudiciales para la audición del bebé.

Cuando la falta de audición no se trata de forma precoz en los bebés, éstos no pueden adquirir la capacidad de comunicarse, se retrasa la adquisición del lenguaje y todo ello dificulta el desarrollo emocional e intelectual del niño. Sin embargo, la identificación y el tratamiento temprano de los niños con estos problemas de audición facilitan el desarrollo del lenguaje, su aprendizaje y su comunicación.

Normalmente, hasta los 2 años de edad no suele detectarse la sordera en los niños a los que no se les hacen las pruebas al nacer y, a esta edad, el retraso en la adquisición del lenguaje ya es significativo.

Por este motivo, recomendamos, siguiendo a la OMS, realizar la prueba de cribado neonatal en lo bebés recién nacidos para la detección precoz de la hipoacusia congénita, para un correcto diagnóstico y tratamiento. Es una prueba sencilla que no causa ninguna molestia al recién nacido. Lo habitual es hacer la prueba entre las 12 y las 48 horas de vida, antes de salir de la maternidad. En cualquier caso, debe ser realizada en el primer mes de vida, mientras el bebé está tranquilo o durmiendo.

SÍNTOMAS: CÓMO SABER SI MI BEBÉ O NIÑO ES SORDO

En los primeros meses de vida, el bebé aún no es capaz de relacionar las emociones que experimenta y lo que pueden significar. Por eso, depende totalmente de su mamá para sentirse comprendido y atendido en sus necesidades básicas. Cuando el bebé está molesto o vive alguna tensión, es su madre la que identifica el origen de su malestar y le ofrece el alivio necesario para recuperar su equilibro.

Esta situación se dificulta cuando el bebé presenta un trastorno, parcial o total, en su aparato auditivo. Cuando llora, el bebé no podrá tranquilizarse porque no llegará a oír la voz de aliento de su madre. En esta fase es muy difícil detectar una discapacidad auditiva.

Cuando se trata de un niño, las dificultades de audición se hacen más evidentes. El niño puede no contestar a las llamadas de sus padres, pedirá que suban el volumen de la televisión o del aparato de música, y esta dificultad auditiva también influirá en su trabajo en el colegio y, en general, en su conducta. Se mostrará más reservado porque se sentirá inseguro.

15 pistas para identificar una sordera en niños y bebés

Existen algunas señales y situaciones en las que los padres pueden sospechar cuando algo no va tan bien en la audición de su hijo. 

  1. Cuando un bebé recién nacido no muestra sobresalto ni se despierta ante cualquier ruido del ambiente.
  2. Cuando los bebés y niños hacen mucho ruido durante los juegos.
  3. Cuando un bebé, de más de 3 meses, no voltea al llamarlo.
  4. Cuando un bebé de aproximadamente 1 año no se inicia en el lenguaje.
  5. Cuando un niño, en su primer año de vida, no balbucea ni se vuelve o contesta ante los sonidos y las llamadas normales en una familia.
  6. Cuando un niño, de 2 años de edad, aún no dice “papá” ni “mamá”.
  7. Cuando un niño, a los 2 años de edad, atiende solamente a las órdenes sencillas y básicas, sin mirar a quien habla
  8. Cuando un niño, de 3 años de edad, no dice palabras, sino que emite ruidos que no se entienden.
  9. Cuando un niño, a los 3 años de edad, no es capaz de repetir frases de más de dos palabras.
  10. Cuando un niño, a los 4 años de edad, no sabe contarnos espontáneamente lo que pasa.
  11. Cuando un niño, a los 5 años de edad, aún habla como bebé.
  12. Cuando un niño es demasiado pasivo y no molesta.
  13. Cuando un niño pronuncia mal las letras: R, S, D, L, J, y T.
  14. Cuando el bebé es demasiado tranquilo.
  15. Cuando el bebé no se altera ante ruidos inesperados.

CAUSAS Y DIAGNÓSTICO DE LA SORDERA INFANTIL

Son muchas las causas por las que un niño puede nacer sordo. Aparte de factores hereditarios, algunas complicaciones o comportamientos maternos durante el embarazo pueden dar un lugar a un bebé con problemas de audición. Si la futura madre ingiere medicamentos ototóxicos o contrae enfermedades como rubéola, toxoplasmosis o gripe, el bebé puede llegar a sufrir sordera.

En el parto, el sufrimiento fetal o la prematuridad son factores de riesgo. También los partos difíciles y prolongados pueden predisponer al niño a la sordera. Y después del nacimiento, patologías como otitis, paperas, sarampión o meningitis pueden dañar el oído, sin olvidar los efectos adversos de algunos medicamentos.

LA MEJOR MANERA DE PREVENIR LA SORDERA

Una vez se conoce la situación real del paciente mediante pruebas médicas como la audiometría, se puede determinar si es necesario que el paciente haga uso de audífonos, implantes cocleares u otros dispositivos de ayuda auditiva. En los casos cuya pérdida auditiva sea muy grave o profunda, será importante aprender a comunicarse mediante la lectura de los labios, textos escritos y el lenguaje de signos.

Según la OMS, estas son las estrategias más recomendables para prevenir la pérdida de audición:

  1. Hacer periódicamente pruebas de detección de la otitis media. Prestar especial atención a los bebés que presenten riesgos, a fin de tener una evaluación adecuada y un diagnóstico precoz.
  2. Es importante que los niños se vacunen contra enfermedades como el sarampión, meningitis, rubéola y parotiditis. En el caso de adolescentes, se debe administrar la vacuna contra la rubéola en mujeres, en edad fecunda y antes de embarazos.
  3. Tener una higiene correcta. En el caso de mujeres embarazadas, se deberán efectuar pruebas para detectar y tratar la sífilis.
  4. Llevar a cabo una buena praxis en atención otológica (enfermedades del oído).
  5. Del Lunes 8 al 14 de Julio se celebra la Semana Nacional de la Lucha contra la Sordera, y desde Clínica y Maternidad del Sol aprovechamos la efeméride para apostar a la sensibilización y concientización en torno a la disminución de la audición.
  6. Reducir la exposición a ruidos fuertes, mediante dispositivos de protección como tapones, audífonos y auriculares que amortiguan el ruido ambiental.

Nuestro servicio de O.R.L., realiza, en forma interdisciplinaria con Neonatólogos, estudios de rutina para la detección de hipoacusia en recién nacidos -que en caso de detectarse dudas, se repiten a los 6 y 12 meses- para comenzar de manera precoz con el tratamiento de estimulación temprana, y el equipamiento acorde según la necesidad.

Además, consideramos muy importante el control en el ingreso escolar, especialmente cuando existe alteración del lenguaje. En estas situaciones, siempre es necesario evaluar, como primera medida, la audición.

*Dra. Norma Cassina.
SERVICIO DE O.R.L.

Comments are closed.

Pacientes Obstetricia



Trabajá con Nosotros
Pacientes del Interior