Embarazo Cuidado

Home » Embarazo Cuidado

Bien sabemos y es uno de nuestros lemas, un “embarazo cuidado es un bebé protegido”.
Por ello creamos Golden Baby, un plan complementario a tu obra social o prepaga.

En caso de no poseer obra social o prepaga y si deseas cursar tu embarazo con nosotros, podés acceder a Plan Matersol.

Ambos planes se combinan a la medida de cada paciente y en base a las necesidades de la misma. Porque como cada mujer es diferente, cada embarazo lo es también, y allí es fundamental personalizar a cada paciente en base a sus necesidades y patologías que pueda presentar.

Control Prenatal
Consiste en una serie de entrevistas o visitas programadas de la embarazada con los integrantes del equipo de salud, con el objetivo de controlar la evolución del embarazo y obtener una adecuada preparación para el parto y el postparto.

Recordá que lo mejor es planificar tu embarazo con nuestro Departamento de Preconcepción.
En caso de enterarte o sospechar de un posible embarazo, la primera visita debe efectuarse tempranamente, durante el primer trimestre de la gestación.

Esto permite la ejecución oportuna de las acciones de promoción, protección y recuperación de la salud que constituyen la razón fundamental del control. Además, torna factible la identificación temprana de los Embarazos de Alto Riesgo (Para más información aquí Departamento de Alto Riesgo Obstétrico y Medicina Fetal) aumentando por lo tanto la posibilidad de planificar eficazmente el manejo de cada caso en cuanto a las características de la atención obstétrica que debe recibir.

La frecuencia de los controles prenatales varía según el grado de riesgo que presenta la embarazada.

El Control Prenatal tiene como objetivo:

  • Brindar contenidos educativos para la salud de la mamá, la familia y la crianza.
  • Prevenir, diagnosticar y tratar las complicaciones del embarazo.
  • Controlar el crecimiento y vitalidad del feto.
  • Detectar y tratar enfermedades maternas clínicas y subclínicas.
  • Aliviar molestias y síntomas menores asociados al embarazo.
  • Preparar a la embarazada física y psíquicamente para el nacimiento.

En Clínica y Maternidad del Sol contamos con instalaciones óptimas como lo requiere una Maternidad Moderna, Tecnología de Última Generación, un laboratorio de Análisis de Alta complejidad e Historia Clínica unificada y sistematizada para cada paciente.

RECORDÁ, que el control prenatal adecuado en cantidad, calidad, contenidos, oportunidad y diferenciado acorde al riesgo contribuye positivamente a la salud familiar y es un claro ejemplo de medicina preventiva.

Mi embarazo en cada trimestre
No nos cansamos de decir que una “mamá informada es una mamá con menos miedos, menos estrés y que disfruta de la mejor manera posible su embarazo”. Por ello es fundamental que conozcas qué estudios existen y son habituales en cada trimestre.

Recorda siempre consultar con tu obstetra y/o en caso de poseer el plan complementario Golden Baby, con tu coordinadora, todas las dudas que tengas vos o tu familia.


De la semana 4 a la 8

Comencemos a repasar lo que vivirás en el primer trimestre.

En el caso de tu bebé, antes de la semana cuatro no tiene en sí aspecto humano, el embrión tiene el tamaño de un grano de arroz. A partir de las seis semanas se le pueden ver los ojitos cerrados, el desarrollo de la columna vertebral y lo que más emociona a sus padres es poder ver su corazón moverse latiendo y el sonido del mismo.

Semana 7: tu bebé ha crecido, en medicina le llamamos embrión. Aquí tendrás la ausencia de la menstruación y podes llegar a sentir algunos signos de embarazo: cansancio, náuseas, vómitos y mareos.

De la semana 8 a la 12

Tu bebé crece y los órganos fetales están prácticamente desarrollados y empiezan a funcionar. Hablamos de los ojos, nariz y la boca que están en su lugar definitivo.

En la semana 9 de embarazo se desarrollan los brazos y las piernas. Los dedos de sus manitos, si bien no se pueden distinguir aún del todo en la ecografía, ya están en pleno desarrollo.

Aquí tu médico te solicitará la primer Ecografía Transvaginal.

En medicina, durante los primeros tres meses del embarazo, a tu bebé le llamamos embrión. Por eso si alguna vez ocurre que tu obstetra te habla del embrión, deberás comprender que es por razones médicas y no por falta de afecto a tu gestación. Tu obstetra es quien está encargado/a de cuidarlos a ambos.

En el primer trimestre crece muy rápido, observandosé cambios muy importantes en su forma. El embrión se encuentra dentro del saco embrionario envuelto en las membranas precursoras de la placenta y flotando en líquido amniótico.
En el tercer mes de este primer trismestre se diferencian los órganos sexuales. Recordemos que el sexo está fijado desde el mismo momento de la concepción. Pero en este periodo puede no ser aún muy fácil reconocer si es niña o niño porque muchas veces se tapa y además sus órganos sexuales son aparentemente muy parecidos aún.

El cerebro del feto se recubre de huesos protectores, formándose el cráneo. No obstante, estos huesos no se sueldan entre sí, ya que el cerebro no ha adquirido aún su tamaño definitivo, y el cráneo debe ser flexible para poder pasar a través del canal del parto.

Se observan los párpados y cejas. Los ojos se mantienen cerrados y se abrirán al llegar al octavo mes de gestación, cuando los globos oculares estén perfectamente formados y en disposición de cumplir sus funciones. También te preguntarás cómo es su piel. En esta etapa es muy rojiza y al no existir panículo adiposo, hace que se transparenten los vasos sanguíneos.

Por estas mismas fechas aparece un unto sebáceo, llamado vérnix caseoso, segregado por las glándulas sebáceas de la piel, y que se mezcla con las células epidérmicas descamadas. Este sebo protege la piel del feto, evitando que se arrugue o deteriore al estar en contacto permanente con el agua. Es el responsable de que el feto, al nacer presente un aspecto grasiento.

En este momento aparecen también las cuerdas vocales, si bien el feto no las podrá utilizar hasta el momento del nacimiento, cuando consiga abandonar el medio acuoso que lo rodea hasta entonces.

Los dedos de los pies y manos de tu bebé exhiben unos endurecimientos que darán lugar a las uñas.

El hígado y el riñón, aunque rudimentarios, empiezan a actuar. El aparato digestivo es cada vez más largo y perfecto.
Vos como mamá aún no vas a sentirlo moverse en tu vientre aunque el bebé se mueve mucho ya en estas semanas. Por eso es muy importante que cumplas con todos los controles durante el embarazo. Aquí podrán verlo a través de ecografías y observar cómo tu bebé, si bien permanece inmóvil durante sus horas de descanso, se agita sin parar durante sus ratos de actividad.


De la semana 12 a la 20

La cabeza ya se puede distinguir perfectamente del tronco; y ya se pueden diferenciar sus ojos, nariz, boca y orejas. La cabeza, por su gran tamaño, está desproporcionada con el resto del cuerpo, y esta diferencia de tamaño persiste durante toda la primera mitad de la gestación.

Vos como mamá vas a sentir el crecimiento de tu útero. Este irá desplazando progresivamente los órganos internos maternos, provocando que sientas y transites una etapa un poco molesta como digestiones pesadas, ir a orinar constantemente y un poco o mucha acidez en el estómago.

En este periodo no te olvides que debes realizarte estudios de diagnóstico prenatal.

En caso de acceder a Golden Baby el plan complementario con tu obra social o prepaga de Clínica y Maternidad del Sol accedes a la cobertura de la Ecodoppler de Arterias Uterinas, que tiene como finalidad el estudio de riesgo de Pre-eclampsia y a la Traslucencia Nucal Plus, un estudio cada vez más necesario para determinar el riesgo de aneuploidías (trastornos genéticos y malformaciones) en pacientes con embarazo de alto riesgo. Podes leer más sobre el Protocolo de control ecográfico en pacientes embarazadas en nuestro Servicio de Imágenes.

De la semana 20 a la 24

Abuelos, tíos y padrinos ya te habrán preguntado muchas veces si es nena o varón. Una buena noticia es que aquí ya puede verse el sexo de tu bebé, que recordemos en esta etapa la medicina lo denomina feto. También te sorprenderán las primeras pataditas que vas a sentir porque ya tu bebé en esta periodo de gestación se mueve mucho, abre y cierra sus manitos, bosteza y duerme bastante!

En el cuarto mes, el aparato digestivo y urinario de tu bebé ya funcionan. A partir de este mes se comienza a generar el meconio. Vas a escuchar de otras mamás que te anticiparán sobre el meconio. Es la materia fecal que hará tu bebé los primeros días de nacido y el cual en muchos casos puede superar la fuerza del pañal. Nada que un poco de agua tibia y algodón no puedan solucionar, y por supuesto, paciencia, amor y dedicación.

Las uñas aparecen a los 4-5 meses aproximadamente, momento en que también es posible identificar las huellas digitales.

El corazón de tu bebé tendrá entre 110-160 latidos por minuto.

En el quinto mes ya tu bebé logrará introducir su pulgar en la boca, siendo este el inicio de un paulatino aprendizaje de lo que denominaremos luego un acto reflejo en su vida extrauterina que será la succión. También comienza a formar la grasa corporal, se alimenta mediante la sangre materna que llega a través del cordón umbilical. Por eso es muy importante que sepas que todo lo que consumas en este período puede afectar a tu bebé: alcohol, tabaco, drogas, medicamentos, café, etc.

Cuándo podre notar los movimientos de mi bebé?
Si es tu primer embarazo será sobre la semana 20 que comiences a percibir las suaves pataditas de tu bebé. Si en cambio ya has tenido embarazos anteriores, cerca de la semana 18 tal vez lo sientas por primera vez. Los movimientos se harán más notorios a medida que avance tu embarazo y tu bebé tenga mayor tamaño.

¿Cómo te sentís en el segundo trimestre?
Durante esta etapa las molestias que se presentaban en el primer trimestre desaparecen casi completamente. Vas a ganar peso rápidamente. Por eso es fundamental que te alimentes bien, duermas todo el tiempo que desees y estés sin estrés.

Aquí en caso de acceder al Golden Baby de Clínica y Maternidad del Sol, el plan complementario con tu obra social o prepaga, y de acuerdo a lo que decida tu obstetra se te solicitarán diferentes estudios; entre ellos: Scan Fetal Segmentario; Ecografía Trasvaginal; Eco Doppler de Arterias Uterinas y Ecocardiograma Doppler Fetal.


De la semana 27 a la semana 40

En los dos últimos meses el feto cambia de aspecto, pues adquiere ya la grasa bajo la piel, y ésta se pone más tensa y de color rosado. El feto toma así un aspecto más redondeado y agradable; la piel empieza a ganar grosor y descamarse y el feto se recubre de una sustancia llamada vérnix caseosa, y es lo que da un aspecto blanquecino a los recién nacidos inmediatamente después del parto.

No es que la embarazada se sienta enferma, pero se fatiga con facilidad en el tercer trimestre.

El útero ha aumentado notablemente para albergar al feto que crece cada día que pasa, también el líquido que lo rodea y la placenta, cuyo desarrollo es también progresivo. Ocupará la mayor parte de la cavidad abdominal, y como comprime varios órganos y vísceras, la embarazada experimentará molestias e incomodidades.

También, los movimientos del feto, que la embarazada nota desde meses antes, son ahora más potentes. Pueden incluso ser dolorosos y a menudo son visibles, no solamente examinando el vientre desnudo, sino incluso con la ropa puesta. Y más de una vez la mamá se va a sorprender con el hipo de su bebé.

¿Por qué se presenta un estado de ánimo ambivalente en la futura mamá?
Un día bien, otro día más o menos, otro día es pura alegría y otro día mucho temor. Y todo esto es normal en el estado hormonal de la embarazada. La familia y su grupo familiar deberán apoyarla y acompañarla. La embarazada se siente cansada y con ganas de que llegue el parto, pero al mismo tiempo teme el enfrentarse a algo que desconoce. Muchas mujeres están más molestas, con menos paciencia de lo normal, a medida que el día se acerca, pueden notarse en baja forma y hasta deprimidas, y dudan de si podrán con todo lo que se avecina que al fin y al cabo es desconocido.

Lo importante es que la mamá no debe ponerse nerviosa; debe confiar en su médico y en todos los meses que se fue preparando para este gran momento. Lo mejor es descansar y estar relajada.

Además de la Ecografía Tocoginecológica de Rutina y la Eco Doppler Fetoplacentario con cobertura en tu obra social; en esta etapa con el plan Golden Baby de nuestra institución accedes a la cobertura del 100% de la Ecografía 4D/5D.


¿Cuándo empieza a “salir la panza”?
En las primeras semanas los cambios no son visibles en el cuerpo materno, salvo las mamas que suelen aumentar de tamaño y están más sensibles. Hacia la semana 12 puede notarse el útero al palpar la pared abdominal. A las 20 semanas de embarazo, el vientre ya se nota abultado.

¿Cuándo se empieza a notar el bebé?
Si se trata del primer embarazo, se empiezan a notar los primeros movimientos fetales a partir de las 20 semanas de gestación. En el segundo embarazo puede notarse a partir de las 18 semanas.

¿Cuándo se puede saber el sexo del bebé?
Es posible determinar el sexo del bebé por ecografía a partir de las 14-15 semanas de gestación, dependiendo de la habilidad y experiencia del ecografista que la realiza.

¿Es preocupante la pérdida de peso durante el primer trimestre del embarazo?
En el primer trimestre del embarazo puede ser normal no incrementar o, en ocasiones, incluso puede perderse peso. Si el estado nutritivo es correcto, con una dieta variada y equilibrada, el bebé no tiene ningún déficit y no le va a influir en su crecimiento.

¿Es normal que el ombligo pierda su forma durante el embarazo?
Es normal que se deforme el ombligo durante el embarazo debido al incremento del volumen abdominal. Una vez haya transcurrido el parto probablemente volverá a la normalidad.

¿Qué se debe hacer si se nota poco al bebé?
En el tercer trimestre del embarazo los bebés acostumbran a moverse todos los días, principalmente después de las comidas y cuando la madre está más relajada. Para objetivar si un bebé se mueve poco o mucho, se debería efectuar un control diario de los movimientos fetales. Después de las tres principales comidas y durante 1 hora se debería contar el número de movimientos que se producen. Si la suma de los movimientos en estos tres periodos es inferior a 12, se debería consultar con el médico.

¿Cuándo se coloca el bebé boca abajo?
Normalmente el 96% de los fetos se colocan en posición cefálica alrededor del séptimo mes de embarazo. Algunos pueden hacerlo antes y otros después.

¿Puede seguir creciendo el bebé si al final del embarazo la madre ha engordado muy poco?
El crecimiento del bebé depende del estado nutritivo de la madre previo al embarazo. Si la madre estaba con un sobrepeso, es normal que gane poco peso durante el embarazo. Si la dieta es variada, el bebé va a nacer con el peso que le corresponde. De todas formas, es importante controlar el crecimiento del bebé mediante biometrías ecográficas y realizar pruebas para descartar que la madre no sufra algún trastorno metabólico como diabetes o alteraciones del tiroides.

¿Qué tipos de estimulación, además de la música, pueden ser beneficiosas para el feto?
La ciencia ha demostrado que la música estimula las zonas creativas y motivadoras del cerebro, se ha comprobado que la música clásica estabiliza el ritmo cardiaco, lo contrario que sucede con la música rock. El feto también es muy sensible a la voz de su madre, especialmente a su timbre emocional. Las emociones intensas de la madre, principalmente las relacionadas con la felicidad, producen cambios en las hormonas y neurotransmisores que afectan al feto, creando un ambiente intrauterino que favorece el desarrollo cerebral.

¿Qué es el líquido amniótico?
El líquido amniótico es el encargado de proteger al futuro bebé de golpes y ruidos, formando un almohadón líquido alrededor de él. Lo protege también de los gérmenes que podrían llegarle de la vagina. Algo que debes saber es que la cavidad amniótica es hermética y el líquido de su interior es totalmente estéril.
El líquido amniótico permite los desplazamientos de tu bebé, este está suspendido por el cordón umbilical y recordá que no sufre los efectos de la gravedad, por eso se desplaza fácilmente por la cavidad apoyándose sobre la pared con los pies. Aporta agua y sales minerales al feto, que las deglute; y ayuda al cuello a dilatarse en el momento del parto. La acumulación del líquido amniótico en la parte inferior del útero, al final del embarazo forma la “bolsa de las aguas” que, al descender, contribuye a la dilatación del cuello. “Romper aguas” equivale a la ruptura de las membranas.

Podes seguir navegando en nuestra web para conocer más sobre:

Golden Baby
Plan Matersol
Circuito Preconcepcional Días Sábado
Curso de Preparación Integral a la Maternidad
Departamento de Alto Riego Obstétrico y Medicina Fetal
Cómo es la Clínica por dentro

Contacto