Novedades

Home » Novedades » Día Nacional de la Esclerosis Múltiple

18 de Diciembre: Día Nacional de la Esclerosis Múltiple

La Esclerosis Múltiple (EM) es una enfermedad del Sistema Nervioso Central, crónica y autoinmune. Se produce porque el sistema inmune ataca la mielina, que es la sustancia que envuelve las fibras nerviosas (neuronas). 

Esta desmielinización deriva en una alteración en la capacidad de los nervios para conducir impulsos eléctricos desde y hacia el cerebro.

Es una de las enfermedades neurológicas más comunes en la población de entre 20 y 40 años. Afecta a más de 2 millones de personas en todo el mundo y a más de 8 mil en Argentina, siendo más frecuente en mujeres que en hombres. Su causa no está determinada; no es hereditaria ni contagiosa. 

La EM afecta la calidad de vida de quien la padece y puede tener efectos degenerativos graves si no es tratada a tiempo. No afecta la esperanza de vida pero puede llegar a tener efectos discapacitantes.

Síntomas y Señales de Alerta

Sus síntomas son variados y dependen de la localización, la extensión, la gravedad, el número de las lesiones, y son diferentes para cada persona. Los más habituales son:

  • Fatiga: es el más común y, muchas veces, el más difícil de detectar, ya que puede confundirse con cansancio producto de otros factores. Su detección es importante para combatirla y superarla. 
  • Tristeza y depresión: es muy normal, sobre todo en etapas iniciales, sentir tristeza por los repentinos cambios, limitaciones e incertidumbres. Es importante no permitir que crezca y derive en depresión, tratándola con un acompañamiento adecuado, con ayuda psicológica o grupos de trabajo.
  • Alteraciones visuales: se deben, principalmente, a daños en el nervio óptico o en los músculos oculares (neuritis óptica, visión borrosa, visión doble o movimientos oculares involuntarios). Es poco habitual que la EM provoque ceguera total; las alteraciones suelen ser temporales y generalmente se recupera la visión normal a las pocas semanas. Es igualmente importante asistir a un médico especialista a controlarse la visión. 
  • Pérdida de destreza muscular, equilibrio o adormecimiento de extremidades: puede provocar paraplejía, dificultad para caminar, orinar o coordinar las piernas.
  • Espasticidad: caracterizada por la rigidez muscular y los espasmos involuntarios.
  • Síntomas sensitivos: pueden presentarse de diferentes formas, una de ellas es la falta de sensibilidad al tacto.
  • “Hormigueo” o “cosquilleo” normalmente en una parte del cuerpo.
  • Dolor: es uno de los síntomas de la EM que más puede afectar la calidad de vida. Puede manifestarse de diversas maneras; la intensidad y la duración del dolor pueden ser muy diferentes según cada caso concreto.
  • Disfunción sexual. 
  • Incontinencia urinaria. 
  • Estreñimiento: se puede combatir con dieta, ejercicio y masajes abdominales.
  • Alteraciones cognitivas: la memoria o la capacidad de atención pueden verse afectadas, además de presentarse dificultades en el habla.

Diagnóstico y Tratamiento

Es preciso estar alerta a alguno o varios de los síntomas mencionados anteriormente, ya que sirven de alerta y un posible caso de EM. Si bien, como ya se mencionó, se trata de una enfermedad crónica que no puede ser curada, con un correcto seguimiento el paciente puede vivirla sin mayores complicaciones. 

El tratamiento consiste en atenuar los síntomas y molestias. Además de recetarse fármacos y corticoides, es fundamental un abordaje rehabilitador multidisciplinar, adecuado al momento evolutivo de la enfermedad. Recomendamos, sobre todo, el tratamiento fisioterapéutico, psicológico y neuropsicológico.

No dudes en acercarte a tu médico a consultar, la Esclerosis Múltiple puede ser tratada!!

Comments are closed.

Pacientes Obstetricia


Trabajá con Nosotros
Pacientes del Interior